Buscar

ediciones metralleta

work-in-progress de un libro

La bella serie de Libros para enmarcar en ArteBa 2016

SONY DSC

 

http://www.arteba.org/portfolio/ediciones-metralleta/

Imagen inasequible

DSC_017212- b. potencial viralización23- b. todo es imaginado

Ró Valdivieso

2016

s/t

metra con nico

Nos encontramos en el pasado. Muy lejos de un mundo bello. Te vi cambiar de sentimientos tantas veces que comienzo a quererte. Entiendo que estamos vos y yo, y un lugar desierto. Es imposible atentar algo nuevo. Ya no nos importa aquello. Esto sería por lo que has pasado. Nos queremos porque no es lo que necesitamos. Todo ha sido intentado en nuestra contra. La armonía personal es basura. El Arte. Por qué entonces estamos vos y yo metidos en un mañana? No somos de aquí y  tampoco somos del mal. Lo que verdaderamente necesitamos se nos fue negado. La creación. Por toda la promoción casi nos odiaron. Borramos los lugares que no nos aburrían. Las cosas cambiaran y se acomodaran mal. Nos destruiremos con ganas y será lo mejor que podamos recibir vos y yo juntos. Seré tu problema y vos serás el mío.  Somos cuantas veces no podamos. Elegimos el camino de la negación. La voz. La canción. Para acordarnos. A vos y a mi nos sirve todo.

 

Juan Cruz Palacio

http://yoconvoz.com.ar/

 

 

Argentina industrial, por Antonio Salvatierra

Argentina industrial

metralleta_antonio_salvatierra

¿Cómo es que un país, que antes no podía fabricar productos elementales, hoy fabrica reactores nucleares? Y no sólo los fabrica, sino que, además de construirse íntegramente en éste país, los exporta a países reconocidos como “serios y desarrollados”.

Una silla de madera en primer plano, fondo oscuro y vacío. Aparece un señor de traje que viene a representar, en éste caso, al “argentino promedio”. Se comienza a abrir el plano inicial, éste señor amaga sentarse y la silla (que tiene un cartel de INDUSTRIA ARGENTINA) se desploma en el piso, llevando así la humanidad del sujeto a una estrepitosa caída con la maldita silla (hecha por argentinos).

Así es como se “vendía” la producción nacional, mano de obra y materia prima de una supuesta paupérrima calidad, en la época que los argentinos desaparecían por casi nada. Se promocionaba lo foráneo, se exaltaba lo extranjero. El panorama desalentador, en el que nos sumergían los medios de desinformación, no fue casual, es y sigue siendo una actividad planificada, interesada y estratégicamente organizada.

Entre los años 1946 y 1955, y en períodos anteriores también, se instauraron una serie de medidas estratégicas y extremadamente nacionalistas, ya que el país necesitaba dejar de depender de los capitales extranjeros, el objetivo era (y necesariamente debe) dejar de ser una colonia. Estas medidas trataban de que argentina deje de ser agroexportador, para dar lugar a otro perfil económico: alto consumo interno y sustitución de las importaciones. La fabricación de trenes (vagones y máquinas) en los talleres de Rosario y de Tucumán, autos en Córdoba y Santa Fe, aviones en Córdoba, barcos en Buenos Aires, tractores, bienes de capital, máquinas herramientas, todo (o casi todo) se hacía en Argentina.

Además de crecer en demandas de mano de obra calificada, el trabajador sentía una gran pertenencia de clase, se decía orgullosamente “ferroviario”, “trabajador portuario”, “mecánico”. No se vio nunca más la creación de tantas fuentes de trabajo, con la dignificación consecuente de las masas.

Este gran desarrollo industrial no se pudo lograr en los posteriores gobiernos (democráticos o no democráticos), porque las medidas que se adoptaban no tenían como objeto la justicia social, sino que se priorizaba al capital. Los importantes avances a nivel laboral se quitaron en nombre del liberalismo, como así también los salarios de los empleados, los grandes capitales prometían mayor inversión, que nunca llegaban.

Siempre hubo, a lo largo de la historia, una lucha entre dos proyectos diametralmente opuestos. Fue bajo las líneas del peronismo que se trató de construir un país económicamente libre y políticamente soberano, pero que, por circunstancias poco claras, siempre están los que miraron otras alternativas que están relacionadas con lo económicamente neoliberal, netamente individualistas y antipopulares.

Estoy seguro que en ésta la última década se volvió a sentir lo que se sentía en ésa década gloriosa del peronismo. Se tomaron decisiones románticas, desde el punto de vista histórico y cultural, pero no menos importantes fueron aquellas que incidieron sobre lo industrial y económico. Reaperturas de fábricas emblemáticas como Astillero Río Santiago, creaciones de empresas estatales como ARSAT (tecnología en comunicaciones) e INVAP (Investigaciones Aplicadas), apoyo irrestricto a pequeñas y medianas empresas, impulso de las economías regionales, tecnificación y producción de las materias primas que desde antes se exportaban, la ciencia y tecnología puesta al servicio de la industria. Planificación y legislación para apuntalar industrias como la automotriz, software, cinematográfica, metalmecánica, construcción, naval, espacial (satélites puestos en órbita), nuclear (fabricación integral de reactores). Polos científicos e industriales en lugares estratégicos como Rosario y Tierra del Fuego son espacios que reúnen conocimiento, investigación y desarrollo, casi impensados en otros tiempos, cuando se mandaba a los científicos a lavar los platos.

Los nuevos tiempos, de una Latinoamérica más digna, se vienen construyendo gracias a la visión emancipadora e independentista de gobiernos populares; la unión de los pueblos para la construcción de una Patria Grande marca un antes y un después a partir de la decisión de consolidarse como un bloque socio-cultural-económico sólido.

Impensables avances científicos, técnicos o tecnológicos que nacieron desde las entrañas de éstas tierras, del sur del mundo, no son pocos, y mucho menos fueron casuales. La idea de una patria independiente se avizora.

Antonio Salvatierra

2015

joven

Me atrevo a seguir pintando
me atrevo a casi cualquier cosa
que le sirva a alguien
para escribir después,
lo que quiera atreverse a escribir.
He llegado a hacer cosas horribles
pensando que después lo escribiría,
hice pactos con amigas
para contar en el futuro
los relatos.
Me falla la memoria desde muy joven
sigo esperando del amarillo al verde,
que pase un año
siempre quiero que pase un año de todo
para volver a pintar.

@editorialmetralleta

metralletita pix

Domingo 5, Ana Vaz

metralleta_ana_v

metralleta_ana_v2

El boxeador vago (#70)

Solo quería explicar la distancia

Qué diablos es Metralleta?

metranevdota2015sintexto

metralleta #95

mono calco

95

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑